REAGRUPACIÓN FAMILIAR (II): ¿CUÁNDO PUEDO REAGRUPAR Y QUÉ NECESITO PARA HACERLO?

Continuamos donde lo dejamos en el anterior artículo. En esta ocasión, responderemos al resto de interrogantes que habitualmente suelen formularse sobre la reagrupación familiar. ¿Cuándo puede solicitarse la reagrupación familiar? ¿Qué requisitos económicos se exigen al ciudadano extranjero residente en España para reagrupar a un familiar? Son algunas de las cuestiones que, sin duda, debe conocer toda persona que se plantee reagrupar a un familiar.

¿CÚANDO SE PUEDE solicitar la reagrupación familiar?

Los plazos para ejercitar el derecho a regrupar a un familiar vienen determinados en los artículos 18 de la LOEX 56 del Reglamento y varían en función de a qué familiar se pretenga reagrupar.

Como regla general, el ciudadano extranjero residente en España sólo podrá ejercer su derecho a la reagrupación familiar cuando haya renovado su autorización de residencia incial. Consecuentemente, no podrá reagrupar hasta que haya transcurrido la vigencia de la primera tarjeta y haya solicitado su renovación.

Sin perjuicio de lo anterior, si lo que se solicita es la reagrupación de un ascendiente -propio del reagrupante o de su cónyuge o pareja-, será necesario que el extranjero reagrupante sea titular de una  autorización de residencia de larga duración o de larga duración-UE concedida por el Estado Español, es decir, que deberá esperar a haber residido legalmente en España durante, al menos, cinco años. La solicitud de reagrupación podrá presentarse cuando se haya solicitado la autorización de residencia de larga duración o de residencia de larga duración-UE.

Por otro lado, los extranjeros residentes en España por su previa condición de residentes de larga duración-UE en otro estado miembro de la UE, titulares de una de una tarjeta azul-UE o beneficiarios del régimen especial de investigadores, podrán reagrupar a sus familiares sin estar sometidos al requisito temporal de residencia en España de un año.

La solicitud de reagrupación quedará condicionada a que finalmente al reagrupante obtenga la renovación de su autorización, le sea concedida la autorización de residencia de larga duración o de residencia de larga duración-UE o, en el último de los supuestos relacionados, se le otorgue la autorización inicial de residencia en España.

¿QUÉ REQUISITOS SE DEBEN CUMPLIR para PODER reagrupar?

Además del requsito temporal, el ciudadano extranjero residente en España deberá acreditar que tiene medios económicos suficientes para sostener a la unidad familiar y que cuenta con una vivienda adecuada.

En cuanto a los medios económicos del reagrupante, será necesario que acredite que dispone, como mínimo, de las siguientes cantidades:

  • El 150 % del IPREM (799 euros al mes) en el supuesto de que la unidad familiar se componga de dos miembros -reagrupante y reagrupado-;
  • A ese porcentaje (150 %) se le sumará el 50 % del IPREM (266 euros) por cada miembro adicional, cuando la unidada familiar se componga de más de dos miembros, incluidos el reagrupante y el familiar reagrupado. De esta forma, si la familia se compone de tres miembros (reagrupante + persona reagrupada + otro familiar), como mínimo, deberán acreditarse unos ingresos mensuales de 1.065 euros. Si la familia fuera de cuatro (reagrupante + reagrupado + otros dos familiares), la cuantía de ingresos a demostrar ascendería a 1.331 euros y así sucesivamente.

La exigencia de las citadas cantidades podrá ser minorada en determinados puestos, en concreto, cuando el familiar reagrupable sea menor de edad y las circunstancias lo aconsejen en base el interés superior del menor o, en el caso de otros familiares, cuando existan razones humanitarias que impongan la reducción de esas cuantías.

A la hora de valorar los medidos económicos del reagrupante, no se tendrán en cuenta los ingresos provenientes del sistema de asistencia social, pero sí los aportados por el cónyuge o pareja de hecho del reagrupante, así como por otro familiar en línea directa en primer grado, residente en España y que conviva con aquél.

Finalmente y respecto a la exigencia de una vivienda adecuada, el reagrupante deberá probar que cuenta con una vivienda preparada para atender sus necesidades y las de su familia.

Si Usted quiere ser asesorado sobre este u otro extremo en materia de extranjería, no dude en contactar con Kira Rompao Sánchez- Abogados, sin compromiso alguno.