MATRIMONIO NOTARIAL: UNA REALIDAD

Tradicionalmente, siempre que nos  hemos representado nuestra boda soñada jamás nos hemos planteado que la ceremonia pudiera ser oficiada por un/a notario/a. Tiene su lógica, al contrario que en otros países, hasta hace relativamente poco dicha posibilidad no existía en España. Sin embargo, desde Julio de 2015 el matrimonio notarial es una realidad. Ahora, dar el <<sí, quiero>> ante un/a notario/a es una opción más a tener en cuenta.

boda

La Ley 15/2015, de 2 de Julio, de la Jurisdicción Voluntaria ha introducido importantes novedades en nuestro Ordenamiento Jurídico y entre ellas destaca el matrimonio ante notario.

Hasta ahora los únicos autorizados a celebrar bodas civiles eran: el Juez encargado del Registro Civil, los jueces de Paz, el alcalde del municipio o un concejal en quien éste hubiera delegado y el funcionario diplomático o consular encargado del Registro Civil en el Extranjero. Con la nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria, además de los anteriores, en la actualidad pueden casar también notarios y secretarios judiciales.

Con la figura del matrimonio notarial lo que se pretende principalmente es agilizar y facilitar el procedimiento a la par que descongestionar Juzgados y Ayuntamientos. Existen aproximadamente 3.000 notarios en España, por lo que los plazos para contraer matrimonio se acortan sensiblemente, respecto al tiempo de espera, en ocasiones excesivo, que deben soportar los contrayentes si desean casarse en un Juzgado o Ayuntamiento.

Para contraer matrimonio ante notario basta el DNI y dos testigos mayores de edad. La ceremonia es corta y sencilla y en ella el/la notario/a lee los arts. 66, 67 y 68 del Código Civil, relativos a los derechos y deberes de los cónyuges. 

No obstante, hasta el 30 de Junio de 2017 la tramitación de los expedientes matrimoniales -trámite ineludible para contraer matrimonio en nuestro país- continuará realizándose como hasta ahora. Su instrucción corresponderá, por tanto, al Juez encargado del Registro Civil. Una vez resuelto favorablemente el expediente, el matriminio podrá celebrarse, a elección de los contrayentes, ante algunas de las personas anteriormente citadas (Juez encargado del Registro Civil, jueces de Paz, alcaldes o concejales, funcionarios diplomáticos o conuslares encargados del Registro Civil en el Extranjero, notarios y secretarios judiciales).

MATRIMONIO NOTARIAL

En consencuencia, pese a que los notarios ya pueden celebrar matrimonios, los jueces seguirán tramitando los expedientes matrimoniales hasta verando de 2017, fecha a partir de la que empezarán hacerlo los notarios. El hecho de tramitar un expediente matrimonial ante un determinado notario, no obstante, no impedirá que la celebración pueda ser llevada a cabo ante notario distinto o, incluso, por otro de los funcionarios arriba mencionados.

El arancel notarial está pendiente de aprobarse, si bien está fijado en 95 euros más IVA. Debe tenerse en cuenta, no obstante, que el matrimonio ante notario es un acto, no una ceremonia. Si los contrayentes desean algo más elaborado, nada lo impide, pudiéndolo pactar así con el/la notario/a. En ese caso el precio puede aumentar y variar en función de determiados factores como desplazamiento -si la boda se celebra fuera de la notaría-, la fecha de la boda -si se celebra en festivo o laborable-, etc.

Si Ud. quiere recibir más información o ser asesorado sobre este u otro tema relacionado con el Derecho Civil, no dude en contactar con nosotros sin compromiso alguno.